copywriting y ciclo menstrual

Copywriting y ciclo menstrual: aprovecha los dones de cada fase

Copywriting y ciclo menstrual, ¿te has vuelto loca, Clara?

Sí, antes de que sigas leyendo: este post está enfocado a mujeres (o a otras personas menstruantes que no se identifican con el género mujer). Si no menstrúas, no es tu post.

Y antes también de que te lleves las manos a la cabeza y pienses “¿copywriting y ciclo menstrual? Menudo cóctel explosivo se ha marcado ésta”, voy a contarte algo.

El ciclo menstrual y la creatividad están estrechamente relacionados. Cada fase del ciclo menstrual (preovulatoria, ovulatoria, premenstrual y menstrual) presenta una combinación y niveles de hormonas particular que afecta a nuestro estado físico, mental y emocional. No lo digo yo, es química y lo avalan los estudios científicos. Con lo que cada uno de estos 4 cócteles hormonales propicia en nosotras unas habilidades específicas a la hora de crear.

¿Cómo sé esto? Bueno, me he formado en este tema (ale, ahí tienes algo que no sabías de mí). Ahora quizá entiendas por qué me suelo definir como “mujer cíclica” 😉

El caso es que, dentro del terreno de la creatividad, me he llevado la reflexión a mi terreno: al copywriting.

Y en este post te voy a contar cómo escribir tus propios textos copywriting aprovechando los dones creativos que te aporta cada fase del ciclo. 

 

Unas aclaraciones que considero importantes

  • Imprescindible el autoconocimiento. Si no acostumbras a pararte, a hacer una práctica de consciencia y a escuchar cómo está tu cuerpo-tu mente-tus emociones en cada fase, seguramente te costará identificarte con lo que te cuento.
  • Cada cuerpo es un mundo y, aunque hay tendencias, la teoría nunca nos define. Quizá tú no te veas identificada con los síntomas-prototipo de cada fase, y está perfecto. Para nada estás defectuosa 😉
  • El uso de la píldora anticonceptiva modifica el ciclo hormonal y puede que, si es tu caso, tus fases no sean tan claras.
  • Defiendo “aprovechar los dones de cada fase”, no para ser siempre ultra-productivas como quiere este sistema y rendir siempre al máximo y ser superwomans (estoy totalmente en contra de esta idea) sino para diseñar un plan de trabajo respetuoso contigo, con tus necesidades, con tus ritmos naturales.

 

Un poco de teoría menstrual

El ciclo menstrual medio dura 28 días. Esto significa que hay personas con ciclos más cortos y otras con ciclos más largos. No es una regla fija (a pesar de que la llamemos regla, sí), así que don’t worry si tu ciclo no se ajusta a esta aproximación teórica.

A grandes rasgos, cada ciclo se divide en 4 fases de duración similar, con características distintas según el cóctel hormonal que nos habite en cada momento (para entender la explicación, vamos a poner que cada fase dura 7 días).

Así, en cada ciclo pasamos por: fase menstrual (la del sangrado), fase preovulatoria, fase ovulatoria (cuando ovulamos, ideal para fabricar hijitos) y fase premenstrual (la que nos suele incordiar más…)

¿Tienes fichadas todas tus fases? Normalmente notamos mucho unas, mientras que otras (¿sabes cuándo estás preovulatoria?) son las grandes desconocidas.

 

Los dones creativos de cada fase

Si tienes un negocio online, cada día te toca escribir palabras para promocionar tu trabajo y vender. Muchas veces te bloqueas, el Monstruo del Folio en Blanco te agarra las muñecas y no hay manera de escribir algo decente.

Conocer para qué tareas de escritura estás más predispuesta en cada fase te ahorra muchos bloqueos. Porque entonces trabajas siguiendo el flujo natural de tu cuerpo. Quizá no te lo habías planteado, pero si haces la prueba verás que las tareas salen con mucha más fluidez cuando aprovechas los dones creativos de cada fase.

Vamos a ver qué mezcla hormonal tenemos en cada fase y qué dones propicia cada una en cuanto a la redacción de textos para tu negocio.

 

Fase preovulatoria

Comienza cuando desaparece el sangrado y dura hasta la ovulación. Predomina el estrógeno, que llega a su punto más álgido. Tenemos una energía activa, orientada hacia el exterior.

En esta fase estamos muy enfocadas, muy planificadoras y con mucha claridad mental orientada a conseguir objetivos. Se nos da genial todo lo relacionado con planificar, listar objetivos, dar estructura y hacer números. Estamos “muy mentales”.

La preovulatoria es la fase ideal para:

  • Elaborar el esquema inicial de los textos que queremos escribir, diseñar la estructura-esqueleto
  • Esquematizar las ideas o hacer mapas mentales
  • Revisar los textos para detectar errores gramaticales
  • Reescribir conceptos que no se entiendan bien
  • Revisar que nuestro texto cumple todos los requisitos de copywriting
  • Editar la distribución visual del texto para ponerlo bonito a ojos del lector
  • Optimizar los textos para SEO
  • Escribir textos muy estratégicos y calculados, como las Páginas de Venta
  • Incorporar lenguaje más técnico
  • Testear y medir resultados de nuestros textos (conversiones, tasas de apertura de emails, etc)

 

Fase ovulatoria

Comienza con la ovulación. Es la fase más fértil del ciclo. Van disminuyendo los estrógenos y comienza a subir la progesterona. Hay un pico de la hormona luteinizante. De uno de los ovarios ha salido el óvulo maduro (ha madurado en la fase anterior) y se queda unas 24 horas en la Trompa de Falopio.

En esta fase estamos muy abiertas y receptivas a todo lo que ocurre en el exterior. Estamos muy sociables, con niveles muy altos de empatía y somos muy persuasivas. Nos preocupan los demás, empatizamos de manera excepcional con ellos y queremos cuidar y nutrir nuestras relaciones.

La ovulatoria es la fase ideal para:

  • Escuchar a nuestro cliente ideal y detectar sus necesidades más profundas, comprender cómo se siente
  • Escribir ese retrato-robot de nuestro cliente ideal, que luego nos ayudará a dirigirnos a él en nuestros textos
  • Listar los puntos de dolor de ese cliente, sus necesidades, cómo nuestro trabajo lo ayuda (los beneficios más profundos), las razones por las que el cliente desea nuestro servicio/producto, las posibles soluciones a sus objeciones, etc.
  • Revisar los textos para asegurarnos de que están orientados al lector (no abusamos del “yo” egocéntrico sino que le hablamos a él y para él) y de que le estamos ofreciendo un contenido de valor

 

Fase premenstrual

Empieza unos días después de la ovulación y se extiende hasta día anterior al sangrado. Se da el pico más alto de progesterona, que se mantiene elevada. El nivel de estrógenos tiene un ligero aumento al principio para caer después. El óvulo no fecundado ha muerto y llega al útero. Nuestra energía se vuelca hacia el interior.

Es la fase creativa por excelencia. Tenemos una alta sensibilidad, percibimos todo con muchísima nitidez. Se despliega la intuición. Nuestro lenguaje se vuelve más abstracto, más caótico y con más matices. Escribimos sin estructura. Conectamos ideas que nunca antes habíamos conectado. Es la fase más propicia para crear libremente. Además surge la rabia, estamos guerreras y reivindicativas.

La premenstrual es la fase ideal para:

  • “Vomitar textos”. Ponernos una música sugerente que nos inspire, abrir un documento en blanco y dejar bailar nuestros dedos por el teclado sin censuras, dejar que fluya todo lo que queremos contar
  • Escribir usando el recurso del storytelling, dando salida a nuestras historias más personales
  • Escribir posts o emails muy personales (los que más nos hacen conectar con el cliente), o un borrador de la sección Sobre mí de nuestra web
  • Escribir manifiestos, posts reivindicativos, más rebeldes (estamos especialmente lúcidas para detectar injusticias o aquello que nos molesta)

 

IMPORTANTE: Si en esta fase tratamos de escribir algo muy técnico, estructurado y lógico nos vamos a desesperar. No lo intentes, porque es el camino directo a la frustración, a las pelotas arrugadas de papel arrancado, a torturarte pensando que nunca escribirás nada decente. En esta fase tu cuerpo pide a gritos que lo dejes fluir, que no le pongas censura a lo que sale de tus dedos. Sí, “vomitar”. Recuerda: es la fase de la creación loca, caótica, inspirada. Ya revisarás, editarás y le darás estructura cuando tu cuerpo esté perfectamente dispuesto para ello: en la fase preovulatoria.

 

Fase menstrual

Son los días de sangrado, la regla propiamente dicha, cuando el óvulo muerto es expulsado junto al endometrio. El primer día bajan los niveles de progesterona. El nivel de estrógenos es bajo y va aumentando poco a poco. Tenemos contracciones uterinas que pueden ser dolorosas y nuestra energía está muy bajita (el cuerpo está haciendo un gran esfuerzo de “limpieza”) y volcada hacia dentro. El cerebro está como sedado.

Es la fase por excelencia del descanso. El cuerpo nos está pidiendo parar, bajar el ritmo, dejarlo llevar a cabo su proceso. Sentimos cansancio, ganas de dormir a todas horas, molestias…

La menstrual es la fase ideal para:

  • Dejar reposar lo que hemos creado/escrito en las fases anteriores.

Nada más.

Durante estos días nos sienta genial dedicarnos a tareas más suaves y ligeras. Es importante dejar reposar lo que hemos escrito. ¿Hasta cuándo? Hasta que el ciclo vuelve a empezar, de nuevo, con la fase preovulatoria. Entonces es cuando volvemos a lo escrito, lo miramos con ojos frescos, descansados y claros, y corregimos, editamos, damos estructura (vuelve a leer la fase preovulatoria, verás que todo encaja en un ciclo perfectamente cerrado de creatividad).

 

¿Lista para escribir de manera fluida y efectiva?

Te prometo que organizar tus procesos de escritura en base a tu ciclo va a ser una revelación para ti. El autoconocimiento es tan poderoso para vivir cómodas y a gusto en nuestra piel que cuando te comprometes a escucharte y atender tus necesidades, todo cambia.

Vas a fluir más con tu escritura, vas a ahorrarte bloqueos y frustración. Porque, por fin, vas a dejar de trabajar a contracorriente (con ese calendario lineal que nos han impuesto) para empezar a trabajar a tu favor (en un calendario cíclico que respeta tus ritmos). Yo lo compruebo cada día y es casi mágico.

Abrazo,

Clara

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.