Me da miedito hacer que mis clientes suenen “a copywriting”

Me da miedito hacer que mis clientes suenen "a copywriting"

Hay en el mundo del copywriting algo que me produce una tremenda contradicción.

Vamos a partir de la premisa de que yo siempre he querido conocer las reglas. Para luego hacer con ellas lo que sea: seguirlas al pie de la letra, romperlas sin piedad, adaptarlas a mí (lo que más, esto último). En el mundo del copy, yo he querido conocer cómo decían que había que hacer las cosas los grandes, los pioneros, los que han puesto montones de técnicas en práctica y han medido sus resultados y, por tanto, conocen lo que más suele funcionar. Me gusta conocer lo que más suele funcionar, porque yo soy una persona que se fía de la efectividad de algo cuando comprueba que ese algo realmente ha producido efectos positivos. Me pasa, por ejemplo, con las plantas medicinales y con los suplementos naturales. Yo, que soy bastante hierbas, no les tengo una fé ciega. Necesito comprobar que funcionan en mí. Y algunas veces me han servido y otras he tenido que recurrir al medicamento convencional.

Los grandes del copywriting dicen que hay determinadas palabras, estructuras sintácticas y contenidos que funcionan. En copywriting, que algo funciona en última instancia quiere decir que cala en el lector y que despierta en él las ganas de comprar ese producto o servicio. Que el texto en cuestión lo motiva lo suficiente como para hacer click en el botón de comprar (o de contactarnos para pedirnos presupuesto, o de suscribirse, o de firmar una campaña, o de lo que sea que queremos que haga).

Y, para conseguir esta finalidad, los grandes del copy proponen un modelo de redacción que hoy en día está ya muy perfilado y delimitado y que cuenta con una serie de afirmaciones casi incuestionables, como que al lector hay que hacerle la lectura muy fácil y muy visual, que los títulos tipo “Cómo hacer X en X tiempo sin X” funcionan, que una página de ventas debe contener estos elementos y en este orden, que utilizar resortes de escasez y de urgencia funciona.

Lo han probado y funciona. Hasta aquí todo OK.

Muchos de estos consejos tienen todo el sentido del mundo desde el punto de vista de hacer lo más asequible el contenido al lector. Que sean textos de consumo fácil y ligero, que contengan toda la información importante y que toquen sus puntos sensibles. Yo utilizo un montón de estos recursos en mis propios textos y en los que escribo para mis clientes.

Muchos están basados en la psicología del consumidor.

Pero, claro, yo a veces me pregunto: ¿de qué consumidor? Porque si me toman a mí como ejemplo, y a otros muchos como yo, quizá ya no salen tan bien las cuentas.

Yo me he enamorado de una marca justamente porque proponía cosas diferentes, porque hablaba de forma diferente, saltándose a la torera muchas reglas de un estilo de copywriting que se ha convertido en el estilo de redacción marketera por excelencia y que inunda todo el mundo del emprendimiento online (más o menos agresivo, pero eso es otro tema). Cuando conoces el mundillo se está empezando a notar de lejos quién escribe con copywriting. Y ¿sabes qué? No sé si me gusta.

Porque muchas marcas no me dicen nada. Son una marca más, que utiliza unos tips sin adaptar, sin hacerlos suyos de una forma creativa. Y es que se insiste mucho en técnica y en fórmulas y en estructuras, pero poco en identidad verbal, voz de marca y creatividad.

El lenguaje puede diferenciar a las marcas o uniformizarlas. Puede convertirte en una marca que mola o en una marca más.

A mí me da como miedito hacer que mis clientes “suenen a copywriting”. Y aquí está mi contradicción. Porque cuando me contactan quieren textos que funcionen, quieren copywriting. Y yo se lo doy, porque conozco las reglas. Y porque así siento menos el síndrome de la impostora y siento más justificado mi trabajo. Porque ateniéndome a lo que he aprendido de los grandes voy a lo seguro, sigo unos pasos y cumplo con creces. Y creo que hago buenos trabajos de copywriting convencional, la verdad.

No es este un artículo en el que saco conclusiones, ni me posiciono. Porque mis conclusiones están todavía tomando forma en mí, son un work in progress. Porque no creo en el blanco o negro. Porque veo cosas buenas en casi todo. Esto solo son reflexiones en voz alta que suelto al vuelo.

Atrápalas si quieres y -también si quieres- puedes compartir conmigo tu reflexión y vamos perfilando juntos las conclusiones : )

PD: Ya ves que este tampoco es un artículo escrito con copywriting. ¿Te lo has leído entero? 😉

Publicado por Clara en la categoría COPYWRITING, 1 comentario
Regálate una auditoría de tus textos web

Regálate una auditoría de tus textos web

Hey,

He diseñado un nuevo servicio para ti.

Es el más económico y asequible de todos. Hacía tiempo que la idea me rondaba la cabeza. Tengo la fuerte intuición de que te va a ser de mucha utilidad, de que te va a gustar mi propuesta. Siento que, seguramente, es algo que podías estar esperando. Porque vas justo de presupuesto para copy. Porque cada vez eres más consciente de la importancia de los textos web y de la comunicación escrita en los proyectos con escaparate online. Porque tienes unos retoques pendientes en tus textos y no sabes cómo ni por dónde empezar. Sí, es una intuición. Pero también es lo que escucho, de muchas personas, día a día. Que se sienten inseguras con sus textos web. Que incluso les dan vergüencilla. Que saben que podrían sacarles mucho más partido.

Me gusta diseñar siempre mis servicios procurando que solucionen una necesidad real, y que la solucionen de verdad. Pensando que, cuando te cuente en qué consisten y saque la artillería palabrística pesada de las promos, no te abrume ni te sientas presionado. Pensando siempre en que, cuando leas mi propuesta, sientas que aquí vas a encontrar, por fin, un poco de luz que te ayude con ese problema con tus textos que llevas arrastrando meses. Que he sabido captarte. Que he sabido dar forma a tu solución y encapsularla en un botecito brillante por el que TE APETECE apostar.

Mi nuevo servicio, de momento, tiene un nombre nada original pero del todo transparente. Ya veremos si más adelante lo rebautizamos con algo más sexy😉 De momento se llama AUDITORÍA COPY-WEB y consiste en eso mismo.

Vamos a ver si puede interesarte:

El primer requisito para que pueda interesarte es que tengas ya una web para tu negocio o proyecto, con los textos escritos por ti. Si no es así, puedes cerrar esta pestañita con total tranquilidad.

Si es así, sigamos:

¿Te gustaría saber si esos textos de tu web…

  • Incitan a las visitas a comprar o a contratar tus servicios
  • Transmiten el enorme valor de tu producto, servicio o proyecto
  • Resultan atractivos de leer para el visitante y no lo confunden o aburren
  • Motivan, inspiran, crean fans incondicionales de tu marca
  • Contribuyen a consolidar una imagen de marca potente, profesional y única
  • Te hacen destacar y te desmarcan del rebaño de negocios iguales
  • Cumplen las normas de ortografía y gramática
  • Y conectan con tu cliente soñado, ese que adora lo que haces, te recomienda a todo el mundo, te elige siempre y nunca pone pegas?

Y, además de todo eso, ¿te gustaría poder retocar tú mismo esos textos con unos tips fáciles y que van al grano de lo que necesitas, especialmente enfocados a tu negocio o proyecto único?

Es hora de empezar a valorar la importancia de tus textos web

No quiero enrollarme aquí. Toda mi web es un alegato a la importancia de cuidar y trabajar con estrategia los textos que vertimos en el medio online. Si llevas conmigo un tiempo, esta lección te la sabes de memoria, con puntos y comas y recitada de carrerilla, seguro 😉

A modo de resumen rápido: cómo cuentas lo que haces lo es todo. Tu comunicación escrita es un factor decisivo en el éxito o en el fracaso de tu negocio. Según cómo te perciban los demás, te valorarán y elegirán… o cerrarán la pestaña para no volver jamás a tu web.

Sois muchas las personas que recién empezáis a conocer que existe toda una disciplina dedicada a la redacción de textos para el medio digital: el copywriting. Una disciplina orientada a comunicar por escrito de la mejor manera para CALAR en las personas que buscan y necesitan lo que nosotros ofrecemos.

Mi servicio AUDITORÍA COPY-WEB se basa en todos estos conocimientos que he ido adquiriendo y practicando con mis clientes y que quiero poner a tu servicio, porque estoy convencida de que tu negocio o proyecto aporta un montón de cosas buenas a las personas o al mundo.

 

Imagina tener lista en 15 días una auditoría profesional de tus textos web en formato vídeo

Esta es mi propuesta.

Voy a analizar al detalle tu web, todas sus esquinas y entresijos, cada una de sus secciones, y voy a entregarte una auditoría de tus textos en formato vídeo con recomendaciones y truquillos fáciles para que los puedas retocar tú mismo.

Así funciona la cosa:

  • Me escribes y me dices que te interesa la auditoría, añadiendo un link a tu web.
  • Enseguida te respondo para concretar plazo de entrega (en 15 días la tienes) y ajustes de presupuesto en caso necesario.
  • A los 15 días máximo recibes tu auditoría de copy web en vídeo.

EN VÍDEO quiere decir que grabo mi pantalla mientras recorro y analizo tu web, y voy comentándote en voz alta absolutamente todo lo que considere mejorable. Así es mucho más fácil de explicar (para mí) y de seguir (para ti). Y la tienes grabada para volverla a consultar siempre que quieras.

Lo que quieres saber (condiciones del servicio):

  • El PRECIO es de 60 euros* para encargos hasta el 20 de diciembre de 2018.
  • No se admiten devoluciones.

*precio sin IVA

La letra pequeña:

Estas son mis advertencias, desde la total honestidad y transparencia, que considero valores esenciales en Mimusa desde su nacimiento:

  • Con esta auditoría no puedo garantizarte los mismos resultados que conseguirías si me encargaras la redacción completa de tu web. El servicio de copywriting web incluye un estudio previo muy a fondo de tu negocio y de tu marca y, en base a ello, yo me pongo a escribir tus textos desde cero. Este servicio de auditoría no profundiza tanto. Aun así, considero que es súper útil si no tienes presupuesto para invertir en copy. Y sí, notarás resultados.
  • El copywriting por sí solo no funciona en todo su potencial. Es complementario con el diseño web. Solo cuando copy y diseño trabajan juntos conseguimos los mejores resultados en una web.

Mi compromiso contigo:

  • Utilizo un lenguaje muy claro y sencillo para que entiendas perfectamente cada cosa que te explico. Traduzco al humano la jerga especializada de lingüística, de copywriting y de marketing. Aquí lo que cuenta es ser súper didáctica para facilitarte las cosas.
  • Me tienes al otro lado del mail para aclararte lo necesario, si hay alguna cosa que no entiendes.
  • Soy honesta. No te regalo los oídos si veo que hay fallos importantes, considero que así no te estoy ayudando nada. Soy perfeccionista y exigente. Pero también te hago ver las cosas que ya estás haciendo bien, para que sigas por ese camino.
  • Totalmente personalizado. Si me conoces un poquito, sabrás que no me gusta dar fórmulas genéricas válidas para todo el mundo. Considero que cada proyecto es un caso concreto con unas necesidades únicas que hay que estudiar muy bien. Después seleccionamos las estrategias copy más adecuadas (o incluso nos saltamos alguna norma, porque ser rompedor es lo que algunos proyectos piden a gritos).
  • Te doy recomendaciones de diseño web. No sé si lo sabes, pero me chifla el diseño web, me he formado en esto en mi tiempo libre y he diseñado varias webs. Siempre, siempre, en mis textos copy tengo en cuenta nociones de diseño. Si creo que puedo aportarte algo en este sentido, te lo indicaré.

En resumen:

Si te apetece regalarte una auditoría profesional de tu copywriting web, con tips y trucos personalizados para aplicar desde ya, y recibirla en 15 días en formato vídeo, tienes hasta el 20 de diciembre de 2018 para encargármela al precio “navideño” de 60 euros.

Ojalá te haya parecido útil mi propuesta. Tienes los comentarios para darme tu opinión. ¡Contesto siempre!

Te animo a empezar el año con un lavado de cara a tus textos web y así conseguir que estos te traigan más clientes para 2019. Escríbeme desde aquí y pídeme tu auditoría.

Un abrazo,

Clara

Publicado por Clara en la categoría COPYWRITING, 0 comentarios
Cómo plantear y redactar testimonios que funcionan: 6 tips

Cómo plantear y redactar testimonios que funcionan: 6 tips

¿Quieres asegurarte de que los testimonios de clientes que compartes en tu web, en tus emails de venta o en tus redes sociales funcionan?

¿De que realmente te sirven para llegar al corazoncito de tus potenciales clientes e inyectarles unas ganas locas de trabajar contigo o de comprar tus productos?

En los últimos tiempos he estado trabajando con varios clientes en sus testimonios y esto me ha permitido ver muy de cerca cuáles son los principales fallos de #copywriting que los pequeños negocios suelen cometer a la hora de incluir testimonios de clientes satisfechos en sus plataformas digitales.

Un mal planteamiento + redacción de los testimonios puede traerte consecuencias que no quieres, como:

    • Que nadie lea los testimonios.
  • Que los lean pero no les digan nada.

RESULTADO: Que las visitas pasen de tu negocio para irse a la competencia, cuyos potentes testimonios no dejan lugar a dudas de que ESO es lo que están buscando.

Tú no quieres eso. Yo tampoco.

Yo quiero que se queden contigo.

Por eso hoy te cuento cómo plantear y redactar unos testimonios resultones para tu web, tus mails de venta o tus redes sociales.

¡Apunta estos 6 tips!

Cómo redactar testimonios que funcionan: aplica estos 6 tips

  • Breves y al grano. En Internet a la gente le da pereza leer grandes parrafadas. Queremos encontrar la info útil enseguida. Quédate con la parte más jugosa de los testimonios y elimina la “paja”. Te recomiendo que ocupen no más de 5-6 líneas.
  • Que hablen de beneficios. Que expliquen cómo tu servicio o producto les ha cambiado la vida. Funciona muy bien contar el antes y el después de contratarte: cómo estaban antes, cómo están después.
  • Léxico emocional. Todos, en el fondo, compramos emociones. Asegúrate de que tus testimonios van más allá de las puras características descriptivas de tu producto o servicio y cuentan qué emoción positiva ha suscitado en tu cliente. Eso es lo que de verdad conecta.
  • Visuales y legibles. Hazlos fáciles de leer en un vistazo. Te ayudará usar negritas para destacar los beneficios principales.
  • Creíbles. Que estén escritos en el lenguaje que de verdad utiliza tu cliente en su día a día, un lenguaje estándar fácilmente entendible por cualquier persona que lea el testimonio. No uses lenguaje rebuscado y rimbombante lleno de expresiones vacías que no dicen nada y poco creíble.
  • Verdaderos. No engañes. Usa testimonios verdaderos de clientes reales y demuéstralo incluyendo el nombre y apellidos y la web (si la tiene) de tu cliente. Los testimonios-fantasma solo suscitan desconfianza. Puedes re-elaborarlos a nivel de redacción, pero mantén siempre la idea original.

Tenlos en cuenta cuando pidas testimonios a tus clientes

Estos tips te pueden servir también a la hora de pedir testimonios a tus clientes. Pídeles que se centren en el beneficio, en cómo ha cambiado su vida, y en la emoción que sienten. Que lo expliquen de manera natural, con sus propias palabras. Así, ya tienes mucho adelantado.

Y si necesitas ayuda con la redacción o re-elaboración de tus testimonios, escríbeme. Me encantará ayudarte a agitar esas palabras de tus clientes para dar forma a unos testimonios con gancho a los que tus visitas no se puedan resistir.

*

Dime, ¿te parecen útiles estos 6 tips? ¿Los estabas poniendo en práctica ya? ¿Crees que puedes aplicarlos a partir de ahora?

Los comentarios de aquí debajo son para ti 🙂

Abrazo,

Clara

Publicado por Clara en la categoría COPYWRITING, 0 comentarios
Cómo escribir una página de ventas no-agresiva ni molesta

Cómo escribir una página de ventas no-agresiva ni molesta

Cómo escribir una página de ventas y sentirte bien al mostrarla: eso es lo que quiero contarte en este post.

Si eres de mi equipo, no quieres sentirte manipulador, agresivo, deshonesto o desesperado por vender. Sencillamente porque tú no eres así. Porque esos no son tus valores personales ni profesionales.

Cada vez sé de más personas que no se sienten identificadas con esta forma de hacer marketing o copywriting. Nos suena a teletienda, a vendehumos, a pseudogurús de “Tu vida apesta. Compra mi curso de miles de euros y hazte rico en Internet YA”. ¿Te pasa?

En mi opinión, además, estas páginas de venta suenan todas igual. Acaban siendo el estándar. Todas con las mismas palabras-estrella, que todo buen copy marketero tiene que meter aquí y allá: gratis, ahora o nunca, definitivo, oferta por tiempo limitado, no quieres dejarlo escapar… [inserta la tuya]

Acabas pensando ¿hay otra opción?

En mi trabajo, una de mis prioridades es investigar y formarme sobre otras formas de hacer copywriting. Más suaves, más humanas, auténticas e inspiradoras para nuestra audiencia. Para poder traértelas en forma de artículos gratuitos. Para poder ofrecértelas cuando me pides mis servicios de copywriting.

El post de hoy está basado en otro de la copywriter australiana Tanja Gardner, de Crystal Clarity Copywriting. Hay personas por ahí investigando y trabajando en mi línea y quiero traerte sus tips en español y en mis palabras.

¿Cómo escribir una página de ventas no agresiva?

Tanja nos da 3 tips con los que estoy súper de acuerdo. Los dos primeros son de mentalidad. El tercero está relacionado con tu conexión con tus clientes potenciales. Vamos a verlos 😉

1. Distingue entre querer vender y estar desesperado por vender

Quizá te sientes “violento” por tener que vender. Por reconocer que quieres vender tu producto, servicio o curso. Esto es porque tu mente te está diciendo: “vender está mal, es feo y manipulador”. A muchos nos resuena esta vocecilla, que en algún momento de nuestra vida echó raíces en algún rincón de nuestra mente inconsciente.

Bueno, vamos a poner a la mente en su sitio. Que a veces nos la lía y mezcla cosas.

No es lo mismo vender que vender a toda costa. No es lo mismo ser una persona que presenta su oferta, que una que empuja y presiona.

Tener algo que vender no te convierte automáticamente en una persona de las que empujan. Si piensas esto dejarás de vender, ¡y esa no es la mejor estrategia de negocio!

Apunta:

Vender va de dejar que la gente que necesita tu ayuda sepa que está disponible, y cómo pueden acceder a ella. Va de ser claro, auténtico y genuino. Vender es ESENCIAL para ti, para tu negocio y para tus clientes. Sin esto, no puedes marcar una diferencia en las vidas de la gente.

Tenlo en mente a partir de ahora cuanto te enfrentes a la escritura de tus textos de ventas.

2. Cambia tu enfoque a “Ayudo a mis lectores a tener claridad”

Muy relacionado con el punto anterior, si te replanteas el objetivo que vas a perseguir con tu página de ventas, la presión se reduce e inmediatamente empiezas a sentirte más cómodo con lo que estás haciendo.

Aquí está la clave:

Tu objetivo es AYUDAR a tu cliente, no persuadirlo (de que compre nada que no quiera o no necesite o no se pueda permitir).

Tener esto presente, además, te ayuda a descartar contenido y eliminar paja. Pregúntate “¿ayuda esta información a mi cliente a tener más claridad sobre lo que ofrezco?”. Si la respuesta es no, ¡fuera!

3. Conecta de verdad con el ♥ de tu cliente

A veces parece que las páginas de venta agresivas consideran al cliente “un medio para conseguir un fin”. Literalmente maquiavélico 😉

Para evitar esto, lo esencial es considerar a tus clientes como lo que son: seres humanos. Tanja Gardner destaca la importancia de “conectar energéticamente” con ellos. Para ello, propone 3 ejercicios prácticos que puedes hacer para lograr comprender de verdad de la buena a tu cliente ideal:

• Fíjate en lo que tu cliente ideal ha expresado sobre sus necesidades

Revisa testimonios, comentarios en tus redes sociales, conversaciones que hayas mantenido con ellos. Busca la respuesta a por qué contactaron contigo por primera vez. Esto te conecta con el POR QUÉ de lo que vendes.

• Escríbele una carta en tu diario

Imagina que es un buen amigo con el que has estado tomando un café y te ha expresado sus preocupaciones. Explícale por qué has creado tu oferta, los resultados que quieres ayudarle a conseguir y la diferencia que esto puede suponer en su vida.

• Escribe una carta al Universo DE PARTE DE tu cliente ideal

Ahora eres tu cliente ideal, desesperado por encontrar ayuda para esa necesidad concreta relacionada con lo que tú vendes. Poniéndote en su piel comprenderás lo que siente de manera súper profunda.

(Bonus-tip: Usa en tu página de ventas las palabras y expresiones literales que salgan en estos ejercicios, y tus textos empezarán a ser muy poderosos) 

¿Necesitas más ayuda?

Si aún te sientes algo inseguro respecto a tu página de venta, puedo ayudarte con:

Si es lo que necesitas, iremos a por esa página de ventas que (por fin) te haga sentir cómodo y que -claro que sí- sea efectiva (=te dé resultados).

Publicado por Clara en la categoría COPYWRITING, 0 comentarios
Copywriting y ciclo menstrual: aprovecha los dones de cada fase

Copywriting y ciclo menstrual: aprovecha los dones de cada fase

Copywriting y ciclo menstrual, ¿te has vuelto loca, Clara?

Sí, antes de que sigas leyendo: este post está enfocado a mujeres (o a otras personas menstruantes que no se identifican con el género mujer). Si no menstrúas, no es tu post.

Y antes también de que te lleves las manos a la cabeza y pienses “¿copywriting y ciclo menstrual? Menudo cóctel explosivo se ha marcado ésta”, voy a contarte algo.

El ciclo menstrual y la creatividad están estrechamente relacionados. Cada fase del ciclo menstrual (preovulatoria, ovulatoria, premenstrual y menstrual) presenta una combinación y niveles de hormonas particular que afecta a nuestro estado físico, mental y emocional. No lo digo yo, es química y lo avalan los estudios científicos. Con lo que cada uno de estos 4 cócteles hormonales propicia en nosotras unas habilidades específicas a la hora de crear.

¿Cómo sé esto? Bueno, me he formado en este tema (ale, ahí tienes algo que no sabías de mí). Ahora quizá entiendas por qué me suelo definir como “mujer cíclica” 😉

El caso es que, dentro del terreno de la creatividad, me he llevado la reflexión a mi terreno: al copywriting.

Y en este post te voy a contar cómo escribir tus propios textos copywriting aprovechando los dones creativos que te aporta cada fase del ciclo. 

Unas aclaraciones que considero importantes

  • Imprescindible el autoconocimiento. Si no acostumbras a pararte, a hacer una práctica de consciencia y a escuchar cómo está tu cuerpo-tu mente-tus emociones en cada fase, seguramente te costará identificarte con lo que te cuento.
  • Cada cuerpo es un mundo y, aunque hay tendencias, la teoría nunca nos define. Quizá tú no te veas identificada con los síntomas-prototipo de cada fase, y está perfecto. Para nada estás defectuosa 😉
  • El uso de la píldora anticonceptiva modifica el ciclo hormonal y puede que, si es tu caso, tus fases no sean tan claras.
  • Defiendo “aprovechar los dones de cada fase”, no para ser siempre ultra-productivas como quiere este sistema y rendir siempre al máximo y ser superwomans (estoy totalmente en contra de esta idea) sino para diseñar un plan de trabajo respetuoso contigo, con tus necesidades, con tus ritmos naturales.

Un poco de teoría menstrual

El ciclo menstrual medio dura 28 días. Esto significa que hay personas con ciclos más cortos y otras con ciclos más largos. No es una regla fija (a pesar de que la llamemos regla, sí), así que don’t worry si tu ciclo no se ajusta a esta aproximación teórica.

A grandes rasgos, cada ciclo se divide en 4 fases de duración similar, con características distintas según el cóctel hormonal que nos habite en cada momento (para entender la explicación, vamos a poner que cada fase dura 7 días).

Así, en cada ciclo pasamos por: fase menstrual (la del sangrado), fase preovulatoria, fase ovulatoria (cuando ovulamos, ideal para fabricar hijitos) y fase premenstrual (la que nos suele incordiar más…)

¿Tienes fichadas todas tus fases? Normalmente notamos mucho unas, mientras que otras (¿sabes cuándo estás preovulatoria?) son las grandes desconocidas.

Los dones creativos de cada fase

Si tienes un negocio online, cada día te toca escribir palabras para promocionar tu trabajo y vender. Muchas veces te bloqueas, el Monstruo del Folio en Blanco te agarra las muñecas y no hay manera de escribir algo decente.

Conocer para qué tareas de escritura estás más predispuesta en cada fase te ahorra muchos bloqueos. Porque entonces trabajas siguiendo el flujo natural de tu cuerpo. Quizá no te lo habías planteado, pero si haces la prueba verás que las tareas salen con mucha más fluidez cuando aprovechas los dones creativos de cada fase.

Vamos a ver qué mezcla hormonal tenemos en cada fase y qué dones propicia cada una en cuanto a la redacción de textos para tu negocio.

Fase preovulatoria

Comienza cuando desaparece el sangrado y dura hasta la ovulación. Predomina el estrógeno, que llega a su punto más álgido. Tenemos una energía activa, orientada hacia el exterior.

En esta fase estamos muy enfocadas, muy planificadoras y con mucha claridad mental orientada a conseguir objetivos. Se nos da genial todo lo relacionado con planificar, listar objetivos, dar estructura y hacer números. Estamos “muy mentales”.

La preovulatoria es la fase ideal para:

  • Elaborar el esquema inicial de los textos que queremos escribir, diseñar la estructura-esqueleto
  • Esquematizar las ideas o hacer mapas mentales
  • Revisar los textos para detectar errores gramaticales
  • Reescribir conceptos que no se entiendan bien
  • Revisar que nuestro texto cumple todos los requisitos de copywriting
  • Editar la distribución visual del texto para ponerlo bonito a ojos del lector
  • Optimizar los textos para SEO
  • Escribir textos muy estratégicos y calculados, como las Páginas de Venta
  • Incorporar lenguaje más técnico
  • Testear y medir resultados de nuestros textos (conversiones, tasas de apertura de emails, etc)

Fase ovulatoria

Comienza con la ovulación. Es la fase más fértil del ciclo. Van disminuyendo los estrógenos y comienza a subir la progesterona. Hay un pico de la hormona luteinizante. De uno de los ovarios ha salido el óvulo maduro (ha madurado en la fase anterior) y se queda unas 24 horas en la Trompa de Falopio.

En esta fase estamos muy abiertas y receptivas a todo lo que ocurre en el exterior. Estamos muy sociables, con niveles muy altos de empatía y somos muy persuasivas. Nos preocupan los demás, empatizamos de manera excepcional con ellos y queremos cuidar y nutrir nuestras relaciones.

La ovulatoria es la fase ideal para:

  • Escuchar a nuestro cliente ideal y detectar sus necesidades más profundas, comprender cómo se siente
  • Escribir ese retrato-robot de nuestro cliente ideal, que luego nos ayudará a dirigirnos a él en nuestros textos
  • Listar los puntos de dolor de ese cliente, sus necesidades, cómo nuestro trabajo lo ayuda (los beneficios más profundos), las razones por las que el cliente desea nuestro servicio/producto, las posibles soluciones a sus objeciones, etc.
  • Revisar los textos para asegurarnos de que están orientados al lector (no abusamos del “yo” egocéntrico sino que le hablamos a él y para él) y de que le estamos ofreciendo un contenido de valor

Fase premenstrual

Empieza unos días después de la ovulación y se extiende hasta día anterior al sangrado. Se da el pico más alto de progesterona, que se mantiene elevada. El nivel de estrógenos tiene un ligero aumento al principio para caer después. El óvulo no fecundado ha muerto y llega al útero. Nuestra energía se vuelca hacia el interior.

Es la fase creativa por excelencia. Tenemos una alta sensibilidad, percibimos todo con muchísima nitidez. Se despliega la intuición. Nuestro lenguaje se vuelve más abstracto, más caótico y con más matices. Escribimos sin estructura. Conectamos ideas que nunca antes habíamos conectado. Es la fase más propicia para crear libremente. Además surge la rabia, estamos guerreras y reivindicativas.

La premenstrual es la fase ideal para:

  • “Vomitar textos”. Ponernos una música sugerente que nos inspire, abrir un documento en blanco y dejar bailar nuestros dedos por el teclado sin censuras, dejar que fluya todo lo que queremos contar
  • Escribir usando el recurso del storytelling, dando salida a nuestras historias más personales
  • Escribir posts o emails muy personales (los que más nos hacen conectar con el cliente), o un borrador de la sección Sobre mí de nuestra web
  • Escribir manifiestos, posts reivindicativos, más rebeldes (estamos especialmente lúcidas para detectar injusticias o aquello que nos molesta)

IMPORTANTE: Si en esta fase tratamos de escribir algo muy técnico, estructurado y lógico nos vamos a desesperar. No lo intentes, porque es el camino directo a la frustración, a las pelotas arrugadas de papel arrancado, a torturarte pensando que nunca escribirás nada decente. En esta fase tu cuerpo pide a gritos que lo dejes fluir, que no le pongas censura a lo que sale de tus dedos. Sí, “vomitar”. Recuerda: es la fase de la creación loca, caótica, inspirada. Ya revisarás, editarás y le darás estructura cuando tu cuerpo esté perfectamente dispuesto para ello: en la fase preovulatoria.

Fase menstrual

Son los días de sangrado, la regla propiamente dicha, cuando el óvulo muerto es expulsado junto al endometrio. El primer día bajan los niveles de progesterona. El nivel de estrógenos es bajo y va aumentando poco a poco. Tenemos contracciones uterinas que pueden ser dolorosas y nuestra energía está muy bajita (el cuerpo está haciendo un gran esfuerzo de “limpieza”) y volcada hacia dentro. El cerebro está como sedado.

Es la fase por excelencia del descanso. El cuerpo nos está pidiendo parar, bajar el ritmo, dejarlo llevar a cabo su proceso. Sentimos cansancio, ganas de dormir a todas horas, molestias…

La menstrual es la fase ideal para:

  • Dejar reposar lo que hemos creado/escrito en las fases anteriores.

Nada más.

Durante estos días nos sienta genial dedicarnos a tareas más suaves y ligeras. Es importante dejar reposar lo que hemos escrito. ¿Hasta cuándo? Hasta que el ciclo vuelve a empezar, de nuevo, con la fase preovulatoria. Entonces es cuando volvemos a lo escrito, lo miramos con ojos frescos, descansados y claros, y corregimos, editamos, damos estructura (vuelve a leer la fase preovulatoria, verás que todo encaja en un ciclo perfectamente cerrado de creatividad).

¿Lista para escribir de manera fluida y efectiva?

Te prometo que organizar tus procesos de escritura en base a tu ciclo va a ser una revelación para ti. El autoconocimiento es tan poderoso para vivir cómodas y a gusto en nuestra piel que cuando te comprometes a escucharte y atender tus necesidades, todo cambia.

Vas a fluir más con tu escritura, vas a ahorrarte bloqueos y frustración. Porque, por fin, vas a dejar de trabajar a contracorriente (con ese calendario lineal que nos han impuesto) para empezar a trabajar a tu favor (en un calendario cíclico que respeta tus ritmos). Yo lo compruebo cada día y es casi mágico.

Abrazo,

Clara

Publicado por Clara en la categoría COPYWRITING, 1 comentario
Deja de hacer el discurso de ventas de otros

Deja de hacer el discurso de ventas de otros

(Este post está inspirado en otro de la copywriter americana Hillary Weiss, por supuesto llevado a mi terreno y haciéndolo totalmente propio).

Te voy a contar una historia personal. Como sabrás, hace apenas 2 meses hice pública mi nueva web. Escribir el copy de esta nueva web fue un proceso de exprimido cerebral que me dejó seca.

Ya sabes, en casa del herrero… Cuando me toca escribir textos para mis clientes la cosa va más fluida, supongo que al ver su proyecto con perspectiva. Pero si se trata de mi propio copy, la Señorita Perfeccionista Insana que soy viene y me paraliza:

Todo mal. Así no. Esto no es lo que realmente quería decir. Menuda mierda de textos. Esto lo dice todo el mundo. Pues menuda copy estás hecha. Esta expresión no es tuya. ¿Dónde está tu originalidad?

Esa Voz suele tener razón. Es una sensación en las tripas que me dice que algo en mis textos no acaba de convencerme. ¿La has sentido alguna vez cuando escribes los textos de tu proyecto?

Pregúntate si no estás haciendo el discurso de otros.

El exceso de inspiración paraliza y te quita autenticidad

Tienes que escribir textos para tu proyecto. Para tu web, para una Landing Page (página de venta), para una newsletter, para un anuncio de Facebook Ads. Como no sabes por dónde empezar, buscas inspiración para ver qué están contando los demás. Te vas a proyectos similares al tuyo y te empapas de su estilo de comunicación. Qué cuentan, cómo lo cuentan.

Te vas también a los pesos pesados de tu sector. Te empapas de las últimas tendencias de tu industria. Memorizas todas las listas de buenas prácticas para captar clientes.

Después de un empacho de inspiración, vuelves a tu Hoja en Blanco. Ahí la tienes, esperando a que la llenes con algo original, chispeante, mezcla de toda la inspiración que has recogido. Tu cerebro burbujea de ideas, necesitas escupir.

Y escupes.

Y lo dejas reposar hasta el día siguiente. O hasta la semana siguiente.

Y cuando vuelves a ello con ojos frescos: ARGH. ESA VOZ. Algo no está bien ahí. Lo lees y no te ves entre líneas, no conectas a un nivel profundo y verdadero con las palabras que el otro día vertiste en cascada en ese Word. Eso no es lo que querías transmitir, no has aportado nada nuevo a tu sector, ahí no está tu esencia, no está el por qué tú lo haces diferente. Es correcto, sí. Incorpora todos los “imprescindibles” que has estudiado.

Pero ahí se queda. Aséptico.

¿Sabes por qué? ¿Sabes lo que has hecho?

Has copiado el discurso de ventas de otros.

Y no me refiero a las palabras y expresiones (que también). Me refiero a las ideas. Estás contando lo mismo que cuentan todos.

Estás contando lo que crees que DEBERÍAS estar contando.

Así copias un discurso

Te pongo un ejemplo. Y me voy a mi terreno. Y sí, está basado en hechos reales.

Tienes un negocio de copywriting. Y todos en tu negocio cuentan: “el copywriting, como técnica de redacción persuasiva, te hará vender más

Entonces voy yo y lleno mi web de mensajes que resaltan cómo mi cliente conseguirá vender más si trabaja conmigo el copywriting.

Pero luego me leo y algo me chirría. Para mí, el copywriting es mucho más que vender más. No quiero simplificarlo en eso, aunque sea la meta final. Para mí, copywriting es comunicar con estilo, consolidar una marca con personalidad, facilitar el proceso a las visitas, transmitir confianza, hacer entender el verdadero valor de lo que haces, aprender a comunicarte por escrito de manera divertida y disfrutable…

No solo quiero hablar de vender más y de conversiones.  Y además quiero hablar en MI lenguaje, con MIS palabras.

Inspírate menos y conecta más contigo

Esto lo hacemos sin darnos cuenta. Así es la inspiración, te empapa y te posee.

Por eso, a veces: menos inspiración, más conexión contigo y más sentarte a escribir tu propio discurso.

Te dejo 5 preguntas que puedes hacerte para orientarte en esta reflexión:

  • De la lista de beneficios que aporta lo que vendo, ¿cuál es el que más conecta conmigo?
  • ¿Cuál es el valor de mi negocio con el que más deseo que me asocien?
  • ¿Hay algo que dicen los demás con lo que no estoy de acuerdo? ¿Cómo puedo comunicarlo y posicionarme como una marca diferente?
  • ¿Qué me dice MI audiencia que quiere de mí? (un básico: centra tu discurso de ventas en tu audiencia, no en tu competencia)
  • ¿Qué tipo de lenguaje (que sea mío de verdad) voy a utilizar?

Tu copy-tarea para hoy: Cuéntame aquí debajo qué ideas propias vas a transmitir en tu nuevo discurso. Pueden ser unos puntos esquemáticos que te ayuden a estructurar el discurso después. Una vez tengas el esquema ¡no lo pierdas de vista a la hora de escribir tus textos!

Anímate a contarme, te servirá para aclararte… y respondo siempre 😉

Abrazo,

Clara

Publicado por Clara en la categoría COPYWRITING, 2 comentarios
¿Cómo hablar a mi cliente si mi negocio es unipersonal?

¿Cómo hablar a mi cliente si mi negocio es unipersonal?

Hey,

Si tu negocio es unipersonal, es decir, si detrás de él solo estás tú y no tienes equipo, fijo que te has hecho esta reflexión un montón de veces:

“¿Tengo que comunicarme como si solo fuera una persona o hago creer al público que somos más? Si hago creer que somos más, da como más sensación de empresa profesional y consolidada ¿verdad? Pero si solo hablo yo ¿no queda muy cutre en plan: yo delante de mi escritorio comiéndome los mocos?”

En definitiva, tu gran duda es: ¿debo hablar a mi cliente desde el ‘yo’ o desde el ‘nosotros’?

Tranqui. Es lo más normal del mundo dudar en este tema. Y es que tenemos muy interiorizado el estilo tradicional y más extendido de comunicación de empresa: el de las grandes corporaciones o el de pequeños negocios familiares.

Apenas tenemos referentes en comunicación de negocios unipersonales. Ahora están creciendo como setas en el mundo digital, de algún modo somos pioneros y nos toca crear el modelo.

¿Cómo hablar a mi cliente si detrás de mi negocio solo estoy yo?

¿Mi recomendación? Decir siempre la verdad. Habla desde el ‘yo’.

Aquí estamos para ser honestos.

Imagínate que eres decoradora de interiores, te presentas como equipo y a la hora de trabajar con un cliente él no ve ni rastro del equipo. Sospechoso y generador de desconfianza.

Si eres un buen profesional, resuelves las necesidades de tu cliente y lo tratas genial, no tienes nada más que demostrar. Lo que tienes que hacer es ocuparte de comunicar bien el valor y calidad de lo que haces, que es lo que cuenta.

Además, el presentarte como uno lleva implícitos varios valores muy positivos: cercanía, marca personal (estilo único de trabajar) e implicación al máximo con cada cliente.

Vamos a verlo en 3 ejemplos de grandes profesionales en su campo, con exitosos negocios unipersonales:

Así lo hacen otros negocios

Te  he buscado casos que no son de marca personal. Es decir, casos cuyo negocio no lleva el nombre de su creador. Porque en casos de marca personal parece más evidente que debamos utilizar el ‘yo’, al ser negocios totalmente transparentes en los que precisamente se busca dar protagonismo a la persona única que hay detrás.

Pero, ¿si tu negocio no es de marca personal?

  • En Lunes Design, Noèmie, su creadora, nos dice: Me llamo Noémie, soy directora de arte y la creadora de Lunes Design. Lo que más me gusta de mi trabajo es diseñar visuales con esencia para profesionales apasionadas, para que conecten con sus clientes ideales”.
  • En The Craft Academy, Èlia cuenta: “The Craft Academy somos todos, pero si te preguntabas quién está detrás de esta enorme comunidad de creativos… ¡Hola! ¡Soy Èlia!”
  • Mímesis home es Beatriz, quien dice: “Mímesis home es una marca de artículos para el hogar y accesorios de Barcelona […] Yo soy Beatriz y hasta donde puedo recordar, siempre me ha apasionado dibujar. Todavía me veo a mí misma de pequeña dibujando imágenes que me llamaban la atención en los cuentos infantiles”

Puedes cotillear más a fondo sus webs para comprobar cómo en sus textos se dirigen a sus clientes desde la primera persona del singular. Sin restarles un ápice de profesionalidad. Aportándoles valores como la cercanía, el mimo en los detalles y la atención súper personalizada.

Sobra decir que yo misma en Mimusa me aplico este cuento 😉

¿Hay excepciones a esta recomendación? Sí, claro. Puede haberlas. Nunca me gusta sentenciar en copywriting, porque cada caso es cada caso y hay negocios de lo más peculiar. Pero para eso habría que hacer un estudio muy a fondo de ese negocio y su marca, y yo personalmente en muy pocos casos iría a por la opción de ‘disfrazar la verdad’.

Ahora cuéntame tú: ¿Tienes un negocio unipersonal? ¿Es de marca personal o lleva un nombre diferente al tuyo? Y la hora de hablar a tu cliente, ¿cómo lo estás haciendo tú, por qué opción te decantas? El hueco de comentarios es tuyo (¡contesto siempre!)

Abrazo,

Clara

Publicado por Clara en la categoría COPYWRITING, 4 comentarios
Cómo escribir buenos textos cuando se te da mal escribir: 7 tips

Cómo escribir buenos textos cuando se te da mal escribir: 7 tips

 Al enfrentarte a la redacción de los textos para tu negocio:

  • ¿Te sientes torpe, patoso, lento para expresar lo que tienes en la cabeza
  • No te gusta lo que te sale, te frustras
  • Crees que no estás consiguiendo transmitir el verdadero valor de tu producto o servicio
  • Sientes que se te va el tiempo, que te tiras toda la tarde para un texto corto
  • … pero eres consciente de la importancia de los textos y no quieres dejarlos sin trabajar?

Tengo una cosa que decirte: tu objetivo ahora es crear unos textos decentes que funcionen. 

Y es perfectamente posible conseguirlo. Puedes hacer algo muy digno 😉

Para ello hoy quiero enseñarte 7 tips a prueba de nulos-para-la-escritura. Son 7 procedimientos que te ayudan a escribir unos buenos textos cuando se te da mal escribir.

Creo absolutamente en todos y cada uno de los consejos que te doy aquí. Sé que funcionan. Son la base de todo. Quieres conocerlos, ¿verdad? ¡Apunta!

1. Ordena las ideas

Los bloqueos empiezan por no saber qué contar.  Para evitarlos, aunque suene muy rollazo, hazte un esquema primero (puedes dejártelo hecho el día anterior o cuando aparezca la inspiración). De este modo, cuando te toque propiamente redactar, sabrás qué tienes que contar en cada apartado y todo irá mucho más fluido. Te ahorrará tiempo, bloqueos y frustración.

Normalmente cuando vas a hablar de algo necesitas:

  • Una introducción al tema (por ejemplo una introducción a tu nuevo servicio)
  • Desarrollo (donde das los detalles y toda la info)
  • Cierre: la llamada a la acción → qué quieres que haga el lector ahora

Dentro de cada apartado incluye unos puntos con las ideas principales que quieres contar. Es un borrador para ti, así que escribe como te vaya saliendo, sobre la marcha, con tus propias palabras.

2. Escribe frases cortas

Más vale frases cortas que largas y mal construidas, enrevesadas y confusas. Huye de las parrafadas largas. Las frases de largura corta o media son potentes y transmiten las ideas de forma clara.

Profundiza en esta idea en el post: Lo bueno, si breve, ¿dos veces bueno?

3. Evita el lenguaje rebuscado y usa palabras sencillas

No te pongas en “modo ministro”. Mucha gente, cuando le toca escribir textos para su negocio, tiende a mostrarse demasiado formal, rígida. No hay nada malo en expresarse de manera sencilla, de hecho es mejor. Un lector que tiene que perder tiempo descifrando, se va. Dale claridad. Que sepa YA qué tienes para él.

Si quieres profundizar en esta idea, te animo a leer este otro post: Acaba con el lenguaje retorcido y rimbombante en tus textos de empresa

4. Grábate explicando lo que quieres decir

Ahora con el móvil es súper fácil. Luego transcribe y extrae las frases que te gusten, las más potentes. Hay personas que son más “de hablar” que “de escribir” y, si eres una de ellas y te encuentras mucho más cómodo y la cosa fluye más cuando hablas, ésta es tu táctica.

5. Elimina las coletillas

Una vez redactado, fíjate si hay una palabra o expresión que repites mucho, como adverbios acabados en -mente (básicamente, lógicamente), la palabra súper… cada cual tiene sus palabras que repite mucho. Elimínalas si no aportan nada o cámbialas por otras.

6. Sustituye palabras genéricas por otras más concretas

La palabra “cosas” es muy genérica. También el verbo”hacer”. Seguro que hay otras que afinan más, pruébalas. Puede ayudarte la herramienta Sinónimos de Word para encontrar alternativas, solo tienes que hacer click derecho sobre la palabra en cuestión.

Ejemplos (son muy exagerados pero es para que se vea muy claro):

En nuestra tienda online puedes encontrar una gran variedad de cosas […] → En nuestra tienda online puedes encontrar una gran variedad de artículos […]

Hacemos calzado artesanal → Fabricamos calzado artesanal

7. Usa palabras que toquen emociones

No en todo el texto, pero dentro de las 3 secciones (introducción, desarrollo y cierre) deberías dejar caer alguna palabra que haga referencia a cómo el cliente quiere sentirse con tu producto o servicio. Para eso tienes que ponerte en su lugar.

Compramos por una decisión más emocional que racional y un buen copy es el que mejor sabe empatizar con el cliente.

Coge papel y boli y hazte dos listas de emociones:

  • Las que tu cliente puede estar sintiendo ahora (necesidades previas a la compra)
  • Las que desea sentir (y que puede lograr adquiriendo lo que ofreces)

Luego asegúrate de intercalarlas en tus textos, dirigiéndote siempre a tu cliente y enfocando tu comunicación en sus necesidades y deseos.

Keep calm. La meta para ti ahora no es tener los mejores textos del planeta, sino conseguir unos textos decentes y que funcionen.

Deshazte de la presión y el perfeccionismo y empieza por aspirar a esta meta sencilla cuyos resultados vas a notar desde YA. Querer aspirar a más de aquello para lo que estamos preparados estresa y bloquea, en cambio empezar con suavidad, con metas sencillas y asequibles nos alivia y, por eso, nos hace avanzar. 

Publicado por Clara en la categoría COPYWRITING, 4 comentarios
Promociona tus productos o servicios sin que parezca que no tienes abuela

Promociona tus productos o servicios sin que parezca que no tienes abuela

Es un hecho. Tienes un negocio y tienes que ganar dinero con él para poder seguir dedicándote a lo que te apasiona.

De la tarea de “vendernos” no nos libramos ninguno de los que estamos en este mundo, por mucho que odiemos hablar continuamente de nosotros, darnos bombo y atraer miradas.

Pero.

Lo sé.

Te cuesta la vida.

Lo sé porque a mí me pasa cada día.

Te sientes invasivo, con el ego demasiado subidito. No te gusta ponerte por las nubes, prefieres que sean otros quienes juzguen si lo que haces es bueno o no.

Sabes que tu producto o servicio es bueno. Pones todo tu empeño en ofrecer lo mejor de ti, en lograr algo de la máxima calidad que ayude y haga mejor la vida de los demás.

Para que los demás (ojo: no los demás en general sino tu cliente ideal, de esto hablaremos en otro post) comprendan que tienen una necesidad que cubrir y que tu trabajo se la va a solucionar y para que los demás, sabiendo esto, decidan gastar su dinero en ti hay unas cuantas cosas que tienen que saber.

Unas cuantas cosas que solo pueden saber si tú se las cuentas.

Y aquí es donde entra la comunicación = copywriting.

La comunicación es el puente que conecta lo que ofreces con lo que los demás necesitan.

La comunicación permite guiar a tu cliente ideal por un proceso de aprendizaje que los transforma, varía su percepción de tu trabajo y abre su disposición a apostar por ti.

Ojo, no estoy diciendo que al cliente potencial haya que manipularlo: eso nunca.

Hay que orientarlo, acompañarlo, darle toda la información que necesite, mostrarle que podemos ayudarle (porque es la verdad) y cómo vamos a hacerlo. Así, la comunicación influye en la percepción que tenemos de un producto o un servicio y ayuda a tomar decisiones de compra.

De ahí que comunicar lo que haces resaltando sus beneficios y su valor (=promocionarte) es algo de lo que no puedes prescindir.

Por eso hoy quiero enseñarte 3 tips de copywriting para promocionar tu trabajo en tus textos de venta sin que parezca que no tienes abuela. La verdad es que cuando vemos a una empresa que no hace más que tirarse flores, desconfiamos. ¿No te pasa? Es algo así como el típico amigo fantasma 😉

1. Limita los adjetivos superlativos

Los adjetivos y sufijos superlativos, además de crear autobombo vacío,  no aportan información de valor a tu cliente potencial. Es perfectamente posible sustituirlos por otras opciones más realistas y que añadan información:

“Descarga ya mi maravillosa guía para elaborar dulces veganos”

⇒ “Descarga ya mi guía para elaborar dulces veganos en tiempo exprés

“Suscríbete y recibe nuestra increíble guía para conocer Nueva York en 10 días”

⇒ “Suscríbete y recibe nuestra guía ilustrada para conocer NY en 10 días”

Venga, ¡ve a uno de tus posts y prueba ya mismo esta técnica en tus adjetivos!

2. No abuses de los sufijos superlativos

Mismo caso que el anterior:

“Te presento un método sencillísimo para aprender inglés en 6 meses”

⇒ Te presento un método para aprender inglés en 6 meses sin estrujarte la cabeza memorizando listas de palabras

“Quedarás contentísimo con tu diseño web”

⇒ “Quedarás 100% satisfecho con tu diseño web”

Se entiende, ¿no? Seguro que eres capaz de poner desde ya la atención en tus superlativos.

3. Evita las expresiones hiperbólicas = exageradas

Ocurre exactamente lo mismo que con el uso de superlativos y además nos lleva a hacer una promesa no realista que no podemos cumplir, lo que está totalmente en contra del marketing honesto y nos lleva a generar desconfianza o decepción.

Es perfectamente posible sustituirlas por expresiones realistas y objetivas que no dejan de resaltar los beneficios de nuestra oferta:

“El curso de kundalini yoga que te cambiará la vida

⇒ El curso de kundalini yoga que abrirá tu mente a una nueva perspectiva

“Catapulta tus ventas hasta el infinito y más allá”

Aumenta tus ventas y haz crecer tu negocio

Espero que notes la diferencia y que estas propuestas te resulten fáciles de aplicar. Cualquier duda u opinión, en el espacio de comentarios de aquí debajo, que es tuyo 😉

Un abrazo,

Clara

Publicado por Clara en la categoría COPYWRITING, 0 comentarios
¿Debo contratar a un copywriter para mi negocio?

¿Debo contratar a un copywriter para mi negocio?

¿Debes contratar a un copywriter para escribir los textos de tu negocio?

No. No debes.

En tu negocio no DEBES hacer nada. En tu negocio QUIERES hacer algo, es una elección, que piensas que te va a traer cosas buenas. Me gustaría que antes de seguir leyendo te plantees esta reflexión. Así que te planteo de nuevo la pregunta que quiero que te respondas con honestidad:

“¿Quiero contratar a un copywriter para escribir los textos de mi negocio?”

Probablemente todavía no sepas si quieres hacerlo o no. Quizá ya habías jugado en tu cabeza con esa posibilidad. Por eso estoy convencida de que las reflexiones que te quiero presentar a continuación te van a ayudar a aclararte la cabeza. Quiero contarte en qué te ayuda contar con los servicios de un copywriter.

Busco que tú mismo llegues a la conclusión de si lo quieres o no y, si lo quieres, en qué forma eliges que te ayude. No voy a darte posts mascados con respuestas mascadas y únicas. Eres inteligente y quiero que utilices mi información para pensar por ti mismo y encontrar tus propias respuestas, que son y serán siempre las más valiosas.

La figura del copywriter no es todavía muy conocida en España, pero va de subida. En Estados Unidos es un imprescindible en toda agencia de publicidad, y los negocios pequeños y medianos son muy conscientes de la importancia de la comunicación escrita a la hora de darse a conocer y promocionarse. Está muy extendido el contratar los servicios de un copywriter, ya sea de manera continua o bien esporádica para campañas concretas.

No voy a detenerme en los beneficios del copywriting a nivel general pero te recomiendo revisarlos en este post y en este otro. Hoy quiero ir al grano, a lo concreto. ¿Para qué puedes contratar a un copywriter?

1. Para elaborar desde cero el material que necesites

Por ejemplo el contenido de tu web y de todas sus secciones –el diseñador web te lo pide siempre-, una serie de emails promocionales o una página de ventas.

Un copywriter es un profesional que no solo controla el lenguaje, sino que conoce a la perfección los mecanismos de la comunicación escrita para conectar con el público. Aglutina conocimientos sobre el lenguaje, sobre marketing y psicología de la compra-venta y sobre la distribución visual del contenido. Conoce lo que funciona para ti, lo que no funcionará para ti –porque no hay recetas válidas para todos-, sabe buscar las chispitas de oro en tu trabajo y sacarlas a relucir a través de las palabras.

Además, por el hecho de ser una tercera persona ajena a tu negocio, es capaz de verlo con ojos nuevos y frescos y de encontrar claves que tú no ves por estar saturado.

Y va a elaborar un material con estrategia –no se va a poner a escribir improvisando- para que tú consigas objetivos: aumentar las ventas, la conversión, el prestigio, etc.

2. Para corregir tus textos

Quizá te gusta redactar tú mismo tu propio material, y ya tienes unos cuantos textos escritos. ¡Incluso te estás planteando publicar un libro! Pero quizá no dominas las reglas de ortografía o tu estilo es mejorable.

No quieres, de ningún modo, perder la profesionalidad por el camino publicando unos textos incorrectos o sosos (que no ejerzan efecto alguno sobre tus lectores). Muchos copywriters nos dedicamos también a la corrección de textos, ya sea de manera habitual para cierta empresa o de forma esporádica para otras que nos lo piden cuando lo necesitan.

3. Para aprender a elaborar tu propio material

Quizá prefieres que los textos de tu negocio sean de tu autoría y dispones del tiempo para elaborarlos. Aquí un copywriter puede ayudarte compartiendo conocimiento, es decir, compartiendo contigo todo lo que sabe para que tú lo puedas poner en práctica. Puedes acceder a esta formación a través de dos vías:

  • La vía gratuita. Aprendiendo a través de los artículos que los copywriters compartimos en nuestros blogs y  newsletter.
  • La vía de pago. Adquiriendo sus cursos o ebooks de formación, donde ponen toda la carne en el asador y comparten lo mejor de lo mejor de lo que saben, todos sus trucos y secretos, para que tú los absorbas, los asimiles y los puedas aplicar desde ya.

4. Para trabajar tu Voz de Marca

Otro de los servicios que ofrecemos muchos copys es el de ayudarte a definir tu Voz de Marca y tu Mensaje.

Según mi experiencia personal, es uno de los más solicitados. Me he encontrado con muchas personas que me dicen cosas como:

“No encuentro mi Voz”

“No me acabo de ver reflejado en los textos que escribo”

“Me salen textos muy confusos y rebuscados”

“No sé por dónde empezar cuando me siento a escribir mis textos”

Mi recomendación aquí empieza por trabajarse una Voz y un Mensaje. Un tono de voz característico con el que los demás nos van a identificar y un mensaje claro y concentrado que explique lo que haces sin dejar dudas y se pegue como un chicle en la cabeza de los demás.

Al trabajarlos le das personalidad y consistencia a tu marca. Además, la tarea de escribir tu material se vuelve más suave y fluida porque partes de unas bases. Y, por último, te aseguras el que tu escritura sea efectiva -nunca más echar horas y horas escribiendo textos que no te reportan ningún beneficio- porque contarás con una estrategia de composición de textos enfocada hacia tus objetivos.

¿Has considerado la posibilidad de contratar a un copywriter para escribir los textos de tu negocio?

Si lo estás pensando ¿qué te frena a hacerlo?

Si no ¿qué inconveniente le encuentras?

La pelota está en tu tejado 😉 El espacio de comentarios de aquí debajo es tuyo.

Un abrazo,

Clara

Publicado por Clara en la categoría COPYWRITING, 3 comentarios