cómo escribir una página de ventas no agresiva

Cómo escribir una página de ventas no-agresiva ni molesta

Cómo escribir una página de ventas y sentirte bien al mostrarla: eso es lo que quiero contarte en este post.

Si eres de mi equipo, no quieres sentirte manipulador, agresivo, deshonesto o desesperado por vender. Sencillamente porque tú no eres así. Porque esos no son tus valores personales ni profesionales.

Cada vez sé de más personas que no se sienten identificadas con esta forma de hacer marketing o copywriting. Nos suena a teletienda, a vendehumos, a pseudogurús de “Tu vida apesta. Compra mi curso de miles de euros y hazte rico en Internet YA”. ¿Te pasa?

En mi opinión, además, estas páginas de venta suenan todas igual. Acaban siendo el estándar. Todas con las mismas palabras-estrella, que todo buen copy marketero tiene que meter aquí y allá: gratis, ahora o nunca, definitivo, oferta por tiempo limitado, no quieres dejarlo escapar… [inserta la tuya]

Acabas pensando ¿hay otra opción?

En mi trabajo, una de mis prioridades es investigar y formarme sobre otras formas de hacer copywriting. Más suaves, más humanas, auténticas e inspiradoras para nuestra audiencia. Para poder traértelas en forma de artículos gratuitos. Para poder ofrecértelas cuando me pides mis servicios de copywriting.

El post de hoy está basado en otro de la copywriter australiana Tanja Gardner, de Crystal Clarity Copywriting. Hay personas por ahí investigando y trabajando en mi línea y quiero traerte sus tips en español y en mis palabras.

 

¿Cómo escribir una página de ventas no agresiva?

Tanja nos da 3 tips con los que estoy súper de acuerdo. Los dos primeros son de mentalidad. El tercero está relacionado con tu conexión con tus clientes potenciales. Vamos a verlos 😉

 

1. Distingue entre querer vender y estar desesperado por vender

Quizá te sientes “violento” por tener que vender. Por reconocer que quieres vender tu producto, servicio o curso. Esto es porque tu mente te está diciendo: “vender está mal, es feo y manipulador”. A muchos nos resuena esta vocecilla, que en algún momento de nuestra vida echó raíces en algún rincón de nuestra mente inconsciente.

Bueno, vamos a poner a la mente en su sitio. Que a veces nos la lía y mezcla cosas.

No es lo mismo vender que vender a toda costa. No es lo mismo ser una persona que presenta su oferta, que una que empuja y presiona.

Tener algo que vender no te convierte automáticamente en una persona de las que empujan. Si piensas esto dejarás de vender, ¡y esa no es la mejor estrategia de negocio!

Apunta:

Vender va de dejar que la gente que necesita tu ayuda sepa que está disponible, y cómo pueden acceder a ella. Va de ser claro, auténtico y genuino. Vender es ESENCIAL para ti, para tu negocio y para tus clientes. Sin esto, no puedes marcar una diferencia en las vidas de la gente.

Tenlo en mente a partir de ahora cuanto te enfrentes a la escritura de tus textos de ventas.

 

2. Cambia tu enfoque a “Ayudo a mis lectores a tener claridad”

Muy relacionado con el punto anterior, si te replanteas el objetivo que vas a perseguir con tu página de ventas, la presión se reduce e inmediatamente empiezas a sentirte más cómodo con lo que estás haciendo.

Aquí está la clave:

Tu objetivo es AYUDAR a tu cliente, no persuadirlo (de que compre nada que no quiera o no necesite o no se pueda permitir).

Tener esto presente, además, te ayuda a descartar contenido y eliminar paja. Pregúntate “¿ayuda esta información a mi cliente a tener más claridad sobre lo que ofrezco?”. Si la respuesta es no, ¡fuera!

 

3. Conecta de verdad con el ♥ de tu cliente

A veces parece que las páginas de venta agresivas consideran al cliente “un medio para conseguir un fin”. Literalmente maquiavélico 😉

Para evitar esto, lo esencial es considerar a tus clientes como lo que son: seres humanos. Tanja Gardner destaca la importancia de “conectar energéticamente” con ellos. Para ello, propone 3 ejercicios prácticos que puedes hacer para lograr comprender de verdad de la buena a tu cliente ideal:

• Fíjate en lo que tu cliente ideal ha expresado sobre sus necesidades

Revisa testimonios, comentarios en tus redes sociales, conversaciones que hayas mantenido con ellos. Busca la respuesta a por qué contactaron contigo por primera vez. Esto te conecta con el POR QUÉ de lo que vendes.

• Escríbele una carta en tu diario

Imagina que es un buen amigo con el que has estado tomando un café y te ha expresado sus preocupaciones. Explícale por qué has creado tu oferta, los resultados que quieres ayudarle a conseguir y la diferencia que esto puede suponer en su vida.

• Escribe una carta al Universo DE PARTE DE tu cliente ideal

Ahora eres tu cliente ideal, desesperado por encontrar ayuda para esa necesidad concreta relacionada con lo que tú vendes. Poniéndote en su piel comprenderás lo que siente de manera súper profunda.

(Bonus-tip: Usa en tu página de ventas las palabras y expresiones literales que salgan en estos ejercicios, y tus textos empezarán a ser muy poderosos) 

 

¿Necesitas más ayuda?

Si aún te sientes algo inseguro respecto a tu página de venta, puedo ayudarte con:

Si es lo que necesitas, iremos a por esa página de ventas que (por fin) te haga sentir cómodo y que -claro que sí- sea efectiva (=te dé resultados).

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.